Declarado nulo el despido un compañero por vulneración de Derechos Fundamentales

Tras una larga espera de 8 meses, el pasado día 6 de febrero, el juzgado de los Social nº1 de Madrid falló a favor de Carlos Gómez-Pabón, que había sido despedido de manera disciplinaria el 29 de mayo de 2018, tras 12 años prestando servicio en la Televisión del Congreso de los diputados.

Ha sido largo, ha sido duro, ha sido difícil, pero finalmente la justicia ha hecho justicia.

IMG_1898
El compañero Carlos llevando el lazo naranja

 

El 29 de mayo de 2018, también fueron despedidos de forma disciplinaria Alicia Navarro y Ramón Martín. Estos dos despidos fueron reconocidos como improcedentes por parte de la empresa y recibieron su correspondiente indemnización. Puedes leer más aquí.

En esta ocasión, sin embargo, tras la celebración del juicio, la jueza determinó que el despido de Carlos fuese nulo, obligando a la empresa a readmitir de forma inmediata al trabajador y abonándole los salarios desde su despido hasta su readmisión, además de la correspondiente indemnización por vulneración de derechos fundamentales. Hoy martes, nuestro compañero vuelve a su puesto de trabajo.

fallo

Además, en el fallo se recoge que “ha quedado sobradamente demostrado” que este trabajador es una persona “especialmente activa en la defensa de derechos laborales”, que participó “intensamente”en la huelga del 8 de marzo y en otras reuniones dirigidas a negociar un nuevo convenio colectivo para las trabajadoras y los trabajadores de la Televisión del Congreso de los Diputados.

Captura de pantalla 2019-02-13 a las 10.09.28

Captura de pantalla 2019-02-13 a las 10.09.48

Puedes leer la noticia completa de Eldiario.es aquí.

También puedes ver la nota de prensa aquí.

Negociación del convenio colectivo paralizada

Los trabajadores y las trabajadoras queríamos negociar un nuevo Convenio colectivo reclamando salarios dignos e igualdad de condiciones para todos los que componemos el Canal Parlamento, entre otras peticiones.

Esta negociación comenzó su andadura en abril de 2018, primero en asambleas de trabajadores donde, por una mayoría de 14 sobre 24 trabajadores y trabajadoras, se votó a favor de realizar movilizaciones si la empresa no se comprometía a negociar seriamente. Esta mayoría quedó rota cuando la empresa decidió despedir a nuestros compañeros, tal y como hace referencia la sentencia, en los hechos probados, “la posible negociación para el nuevo Convenio Colectivo ha quedado paralizada desde que estos trabajadores fueron despedidos”, en referencia a estos 3 despidos del 29 de mayo.

Además, puntualiza que estos tres trabajadores fomentaron “la realización de reuniones y asambleas con el objetivo de que se negociara con la dirección un nuevo Convenio Colectivo”.

Causas abiertas

Mediatem acumula desde su llegada al Congreso un total de 4 despidos desde diciembre de 2016, tres reconocidos por la empresa como improcedentes, y este último, como nulo.

A esto hay que sumar la demanda interpuesta a Mediatem por parte de los sindicatos CCOO y CGT y de los delegados de personal de la plantilla de Canal Parlamento, por trasladar personal del Senado al Congreso, para cubrir los puestos de los compañeros y compañeras que habían ejercido su derecho a huelga el pasado 8 de marzo. El juicio tendrá lugar el próximo día 22 de abril.

 

#valientestvcongreso

Anuncios

¿Qué es lo que reivindicamos?

El 1 de diciembre de 2016, 17 trabajadores y trabajadoras que pertenecíamos a Telefónica Servicios Audiovisuales quedamos subrogados a la nueva empresa adjudicataria de la Televisión del Congreso: Mediatem Canales Temáticos (Grupo Mediapro), la que, a su vez, incorporó a 7 trabajadores y trabajadoras nuevos, por lo que actualmente en la plantilla somos 24.

A pesar de que en otras empresas del grupo Mediapro los trabajadores cobran hasta un 60% más por los mismos puestos de trabajo, Mediatem, al igual que su predecesora, se escuda en que se debe ajustar al presupuesto del Congreso y en que no quieren negociar un convenio colectivo para sus trabajadores y trabajadoras.

Al final nosotros, una vez más, nos encontramos en la misma situación, que la empresa adjudicataria no quiere responsabilizarse de la situación de los trabajadores y trabajadoras, sino, simplemente, mantener las condiciones heredadas hasta el siguiente concurso.

Por ello, los trabajadores y las trabajadoras de la Televisión del Congreso comenzamos a reclamar un acuerdo con salarios dignos e igualdad de condiciones a la empresa encargada de proporcionar los servicios audiovisuales a la Cámara Baja.

Los trabajadores reclamamos a Mediatem la equiparación de condiciones para todos y todas (subrogados y nuevos contratados), además de una subida salarial acorde a otras empresas del grupo Mediapro.

Asimismo, la empresa se ha negado a aplicar modificaciones de cara al presente año, y por ahora lleva sin darnos respuesta de cara a seguir negociando, desde el pasado 18 de julio, cuando se produjo la última comunicación, en la que les rogamos un compromiso de negociar seriamente los puntos fundamentales, pues hasta el momento no habíamos tenido avances en estas materias más allá que una negativa a prácticamente todo lo que supusiera una equiparación entre trabajadores y trabajadoras.

Desde el 25 junio los trabajadores de Canal Parlamento llevamos un lazo naranja en señal de protesta por esta situación.

 

Por todo ello, queremos compartir cuáles son los puntos fundamentales que reivindicamos con nuestras acciones:

  1. Actitud positiva de la empresa a negociar un acuerdo

En 2017, los delegados sindicales de la Televisión del Congreso planteamos la posibilidad de negociar un Convenio Colectivo con otro centro de la empresa. De esta forma, contactamos con el Comité de empresa de Mediatem del centro Virgilio para elaborar un convenio común para ambos centros de trabajo. La empresa respondió con una negativa a esta iniciativa conjunta.

Posteriormente, y tras una asamblea con los trabajadores y trabajadoras de Canal Parlamento, el 18 de abril de este año iniciamos las negociaciones con Mediatem para un nuevo acuerdo exclusivo para el centro del Congreso. El objetivo, permitir la equiparación de condiciones laborales y  una subida salarial acorde a los salarios que tienen en otras empresas del mismo grupo (Mediapro).

En el inicio de estas negociaciones, los delegados entregamos un borrador a la empresa que fue rechazado casi en su totalidad, alegando, por supuesto, la situación económica a la que tienen que ajustarse. A día de hoy, no hemos conseguido llegar a ningún acuerdo, ya que la empresa se cierra en banda a negociar nada nuevo que no les estuviera aplicando ya a sus trabajadores y trabajadoras dentro de la empresa.

2. Salarios dignos

Los salarios de los trabajadores dependen de la partida presupuestaria que la Mesa del Congreso destina al proyecto. Basándose en esta premisa, la empresa mantiene que no equiparan el salario actual a otros profesionales del mismo grupo y sector por el presupuesto del Parlamento.

Los salarios de los trabajadores del Congreso son entre un 40% y un 60% más bajos a los de otras filiales de Mediapro por puestos equivalentes, donde tienen unos salarios bastante más altos por hacer las mismas funciones e incluso de categorías más bajas. Actualmente, sobre todo dentro de la categoría de los trabajadores contratados por Mediatem, hay sueldos de entre 700 y 800 euros.

 3. Igualdad entre trabajadores nuevos y subrogados. Distribución irregular y disponibilidad remuneradas para toda la plantilla

La planificación y los horarios de trabajo se conocen los viernes a través de una planificación temporal. Los lunes recibimos la planificación “definitiva”, pero sujeta a modificaciones a lo largo de la semana.

La Disponibilidad implica que puedas alargar tu jornada laboral prevista, entrando antes o quedándote más tiempo. También supone que tengas que venir fuera de tu horario establecido. La distribución irregular supone que se puede establecer la jornada laboral de forma irregular en cuanto a horarios de entrada y salida y jornada semanal.

Los trabajadores y las trabajadoras subrogados, tras muchas luchas, conseguimos que se nos remunerara la Disponibilidad y la Distribución Irregular que se nos exigía, pues la empresa anterior, a pesar de tenerlo en convenio colectivo, tampoco lo pagaba. Sin embargo, estos complementos suponen a veces excesos, tanto porque no se respeta el preaviso de 5 días, ni el tiempo de descanso en muchas ocasiones. Además, la distribución irregular no tiene ningún límite, suponiendo normalmente la modificación de más del 90% de la jornada semanal. La disponibilidad que se nos exige es absoluta: 24 horas los 7 días de la semana. Esto implica que no se pueda conciliar ni prácticamente hacer vida fuera de los muros de las Cortes.

Nuestro trabajo depende de la actividad parlamentaria, eso provoca que frecuentemente durante los días con picos de trabajo, los trabajadores hagamos jornadas de 12 y 14 horas, a veces sin tiempo casi de comer o de descansar.

Esta disponibilidad se le exige a toda la plantilla, sin embargo, no se remunera a todos y a todas, sino que Mediatem lo paga de manera arbitraria.

4. Mismos salarios y condiciones por hacer las mismas funciones

El método de ahorro de Mediatem y el de otras muchas empresas, consiste en contratar “ayudantes” para que ejerzan el mismo trabajo que un trabajador de una categoría superior, donde la única diferencia entre ambos es el salario. En ese caso tenemos trabajadores a los que se les exige el mismo trabajo, pero con salarios muy distintos.

Por poner un ejemplo, en el mismo puesto de trabajo y realizando las mismas funciones hay hasta 8000 euros anuales de diferencia salarial. Este hecho ocurre en varios departamentos. 

5. Nuevas contrataciones o reconocimiento de la “polivalencia”

Un operador de cámara, sin ir más lejos, durante una comisión, es el único responsable de todo el evento. Es decir, maneja cámaras, mezcla y realiza. Esto sucede exactamente igual en otros departamentos, lo que en ocasiones provoca una sobrecarga de trabajo. A la empresa le gusta llamarlo “polivalencia”, sin embargo, no tienen ninguna intención de solucionarlo ni contratando a más trabajadores, ni tampoco de reconocerlo económicamente.

6. Tickets de comida proporcionados

Actualmente el menú del Congreso ronda entre los 9,13 y los 10,95 euros. Nosotros recibimos un ticket de 9 euros si sobrepasamos las 7 horas trabajadas. Eso provoca dos cosas: en primer lugar, que parte del dinero tenemos que ponerlo de nuestro bolsillo, porque el menú sube de precio cada año pero nuestro salario no. Y por otro lado, que si por (de nuevo) la distribución irregular un trabajador entra por ejemplo a las 11 de la mañana pero sale a las 5 de la tarde, la empresa entiende que no tiene derecho a comer, puesto que no ha trabajado más de 7 horas.

 

Por todos estos motivos, los trabajadores y las trabajadoras del Congreso pedimos a la empresa y a la institución que valoren negociar un acuerdo justo con igualdad de condiciones y un salario digno.

#valientestvcongreso

Unidos Podemos traslada una carta a Ana Pastor preocupándose por la situación de la Televisión del Congreso

El pasado viernes 21 de septiembre, conocimos que diputados de Izquierda Unida y Podemos trasladaron una carta a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, en la que manifiestan su “preocupación frente a la manera de actuar de la empresa Mediatem, que gestiona de forma externalizada los servicios del Canal Parlamento”.

En la carta muestran también su preocupación por los despidos efectuados por la empresa en los último meses, y por los procesos judiciales abiertos (un juicio el próximo 13 de noviembre por vulneración del derecho de huelga, y otro el 22 de enero por un despido disciplinario en el cual el compañero reclama la nulidad por vulneración de derechos fundamentales).

Los trabajadores y las trabajadoras de la Televisión del Congreso queremos agradecer a los grupos parlamentarios su preocupación y su implicación, y esperamos que tanto Congreso como la empresa tomen medidas pronto para reparar esta situación.

Puedes leer la nota de prensa completa publicada en la página web de Izquierda Unida  aquí.

Varios medios de comunicación se han hecho eco de esta noticia durante la semana:

 

#valientestvcongreso

Se reconoce la improcedencia de dos de los tres despidos del 29M

El 29 de mayo de 2018, dos compañeros y una compañera fueron despedidos, y será un día que JAMÁS olvidaremos.

La forma de trabajar en el Congreso es bastante peculiar debido, sobre todo, a la falta de previsibilidad de la actividad parlamentaria de la que dependen nuestros turnos de trabajo. Los viernes por la tarde, los trabajadores y trabajadoras recibimos un correo electrónico con la planificación provisional de la semana siguiente. Este horario está sujeto a modificaciones durante toda la semana, tenemos disponibilidad 24/7; y además (salvo algunos casos), tampoco tenemos un horario semanal fijo, por lo que nuestra distribución irregular ronda entre el 50% y el 100% de la jornada.

El viernes 25 de mayo, como todos los viernes, recibimos la planificación de la semana siguiente. En ella, estaba prevista para el martes 29 una entrevista en una de las salas. Este año en concreto es una práctica habitual, ya que se conmemora el 40 aniversario de la Constitución Española. A este evento fueron convocados 3 operadores: dos en calidad de operadores de cámara y un tercero como apoyo.

A la hora prevista, la responsable del proyecto pidió a estos tres trabajadores, y a un cuarto, que estaba asignado al puesto de continuidad que la acompañaran para ir “acondicionando la sala” antes de la entrevista. Cuando los cuatro compañeros salieron del Control de la Televisión se encontraron con el responsable de RRHH de Mediatem y con un abogado de la empresa.

Justo en ese momento, al compañero que iba de apoyo se le comunica que en realidad ha sido convocado en calidad de delegado de personal para que estuviera presente en los despidos que iban a ocurrir en ese momento. Estos tres compañeros fueron despedidos por supuestos comportamientos inapropiados, con unas cartas llenas de acusaciones muy graves y obligados a salir inmediatamente del Congreso, sin darles apenas la oportunidad de despedirse de sus compañeros y compañeras y sin poder recoger sus objetos personales de sus taquillas. Los tres responsables de los despidos les retiraron sus acreditaciones y les acompañaron a la puerta ante la sorpresa del personal del Congreso y de los policías que custodian las entradas.

Por cierto, si te preguntas ¿qué pasó con la entrevista? Bueno, que simplemente no existía. Nunca se llegó a hacer. La empresa utilizó nuestras planificaciones semanales para citar a los trabajadores y al delegado y cogerles por sorpresa.

Carlos Gómez-Pabón, operador de cámara de la Televisión del Congreso de los Diputados desde el 2006, Ramón Martín, desde 2007 y Alicia Navarro desde 2009, acabaron así sin trabajo.

Siempre dispuestos a defender sus derechos, participativos en asambleas, dispuestos a movilizarse y todo esto siempre en voz alta y sin esconderse, el 29 de mayo por fin la empresa consiguió deshacerse de ellos.

b9ac6c42-b521-4610-861f-f9613d100e0d
De izq a der: Eloy V.B. García (delegado), Carlos Gómez-Pabón, Alicia Navarro, Ramón Martín y Maite Fornalino (delegada)

Ayer 20 de septiembre, tenía lugar el primer juicio, el de la compañera Alicia. La empresa Mediatem finalmente ha reconocido la improcedencia de su despido y del de Ramón (cuyo juicio estaba previsto para noviembre), y por lo tanto, que las graves acusaciones de las cartas eran completamente falsas.

Finalmente se ha hecho justicia con nuestros compañeros, a los que jamás olvidaremos porque desde el principio fueron unos VALIENTES, al igual que nuestros compañeros Alba y Luis que tampoco están ya con nosotros.

Todavía continuamos con dos conflictos abiertos: el 13 de noviembre, el juicio por la vulneración del derecho de huelga del 8M (puedes leer más aquí); y el 22 de enero será el juicio de Carlos, también por su despido.

#hoylosvalientessoisvosotros

#valientestvcongreso

“Yo he hecho lo que he podido. Había riesgo y lo he pagado. Pero ha merecido la pena” #Luissefuerte

Durante la mañana de hoy hemos lanzado en Twitter un hilo acerca de lo que sucedió el pasado lunes 3 de septiembre con un compañero de la Televisión del Congreso. Aquí te lo volvemos a contar punto por punto:

  • Os vamos a contar la historia de Luis, operador de cámara de 25 años en Canal Parlamento, la tv del Congreso de los Diputados y subcontratado por Mediatem, filial de Mediapro
  • 3 de septiembre. Luis llega a trabajar a las 08:30 horas. Comienza la jornada en la tv del Congreso. Los operadores preparamos la programación de ese día como si fuese un día normal. No lo era, todavía no lo sabíamos
  • 09:09 Nos llega un email de la responsable del proyecto (que estaba en el Canal con todos nosotros) anunciando la incorporación de una nueva compañera en el puesto de operadora
  • Luis lo abre, lo lee, se pone nervioso…”Me huele mal”
  • Todos sus compañeros nos miramos extrañados. Nos tememos lo peor
  • Mientras tanto la responsable del proyecto continúa sentada en su escritorio como si nada hubiera pasado
  • Luis echa cuentas, no le salen. Él se encuentra cubriendo la excedencia de una compañera que se incorporará en dos semanas.
  • La responsable le había asegurado la continuidad en el proyecto, ya que después de producirse el despido de 3 compañer@s el 29 de mayo, quedaba un puesto sin cubrir. Por el que entraría él
  • ¡No lo podía creer! ¡Si le habían dicho que le iban a renovar!
  • Unos momentos después la nueva compañera entra en el Canal. Tod@s estamos alucinad@s
  • La responsable del proyecto presenta a la nueva compañera.
  • A las 11:30 horas Luis habla con la responsable. Las sensaciones son esperanzadoras, su trabajo siempre ha sido intachable, recibiendo felicitaciones de importantes directivos de comunicación del Congreso.
  • A las 12:30 horas los delegados envían un email a la responsable del proyecto para preguntar si la nueva contratación es un refuerzo para la plantilla.
  • Nos contesta y nos dice que “la incorporación supone cubrir un puesto vacante pendiente y que no se puede demorar más debido a las necesidades del servicio” Fin de la cita
  • A los delegados les pareció extraña esta respuesta. Curioso que ahora “no se pueda demorar”, mientras que en los meses de junio y julio con una moción de censura y picos de actividad elevados no pareció importarles
  • ¿No renovarán a Luis? ¿Cómo pueden no renovar a un compañero ejemplar, con un trabajo impecable que ha recibido felicitaciones del Congreso? Las preguntas sobrevolaban la cabeza de tod@s
  • Empezamos a atar cabos. ¿Y si esa es la primera represalia por los lazos?
  • Llevamos pidiendo un acuerdo justo con salarios dignos e igualdad de condiciones un tiempo, pero fue el 25 de junio cuando nos pusimos los lazos naranjas por primera vez como símbolo de nuestra lucha
  • ¿Habrá una lista negra con los nombres de las personas portadoras de lazos? ¿Sería Luis la primera víctima?
  • Mientras tanto Luis recibió órdenes para enseñar a la nueva compañera las funciones de operadora de cámara, es decir, sus funciones
  • Pasó la mañana. Estábamos más tranquil@s, pero siempre llega la calma antes de la tempestad
  • A las 13:40 horas la responsable del proyecto se acercó a Luis para hablar con él.
  • Los peores temores se confirmaron. No le renovarían el contrato a pesar de haberle dicho que sí previamente.
  • Nuestras sospechas indicaban que supuestamente podía ser una represalia por portar el lazo naranja, símbolo de nuestra petición de salarios dignos e igualdad de condiciones
  • A Luis le quedan 5 días como operador de cámara en el Congreso. Todo parece indicar que supuestamente no le renovarán por reclamar sus derechos y los de sus compañer@s
  • “Yo he hecho lo que he podido. Había riesgo y lo he pagado. Pero ha merecido la pena” Luis.

IMG_4347

#Luissefuerte

#valientestvcongreso

Agosto en la TV del Congreso

Aunque durante el mes de agosto la actividad parlamentaria se suspende, ya que no hay plenos ordinarios y los diputados y diputadas se van de vacaciones, los trabajadores y trabajadoras de la televisión del Congreso seguimos manteniendo la actividad del canal y permaneciendo en nuestros puestos de trabajo como cada día.

Much@s estamos de vacaciones, puesto que agosto es el mes de menos actividad y por tanto en el que es más sencillo irse de vacaciones. Los que se quedan en el Congreso durante este mes, siguen llevando el lazo naranja como muestra de apoyo a la negociación de un acuerdo justo. Pero los que se van de vacaciones también se llevan su lazo donde estén, porque en cualquier lugar y en cualquier momento, seguimos siendo conscientes de la injusta situación laboral en la que nos encontramos y de las precarias condiciones laborales que sufrimos.

18a81e91-60a3-4d4e-8d98-fcd77781bf3d
Compañer@s que durante el mes de agosto permanecen en el Congreso con sus lazos naranjas.

Seguiremos con nuestra actividad sindical en septiembre, donde intentaremos retomar las negociaciones y dar un paso más en este conflicto si es necesario. Hace mucho tiempo que perdimos el miedo y estamos decididos a continuar adelante si la empresa sigue en sus trece de no querer negociar ni salarios ni condiciones igualitarias para trabajadores y trabajadoras que se encuentran en la misma situación.

IMG_3915

IMG_3834
Los lazos naranjas también viajan durante las vacaciones.

Si todavía no nos sigues en las redes, cada día actualizamos twitter con las novedades y noticias de interés, e instagram, donde tanto nosotr@s como familiares y amig@s se fotografían cada día con nuestro lazo.

5caaad00-ad83-4652-b1e8-46e07787a55b
#tvcongresoenpie

Volvemos en septiembre.

#valientestvcongreso

Cómo es un día de Comisiones en la Televisión del Congreso

Seguido de los plenos, la actividad más importante que se desarrolla en el canal Parlamento son las distintas comisiones, donde se trabaja por áreas especializadas. Actualmente en el Congreso de los Diputados hay más de 30 comisiones distintas.

La Mesa y portavoces de cada comisión establecen su propio calendario de sesiones. Esto provoca que los trabajadores conozcamos la actividad de comisiones cada semana. Suele haber comisiones todas las semanas y casi cualquier día de la semana, y varias simultáneamente, pero la mayoría se concentran los martes por la mañana y los miércoles y jueves por la tarde, coincidiendo con los días de pleno pero en distinto horario.

Existen diferentes tipos de comisiones, siendo las más comunes los debates y votaciones por puntos y por otro lado, las comparecencias. El Congreso emite semanalmente un diario de sesiones donde cada trabajador puede consultar el orden del día de las comisiones.

La dinámica de funcionamiento es parecida a los plenos en cuanto a la realización, aunque muy diferente en cuanto a la asignación del trabajo. Dentro del control hay diferentes “mesas” de realización: una por cada sala de comisiones, dos salas para ruedas de prensa y la de mayor tamaño, que es para el pleno. Cada comisión se asigna a un operador, que será el responsable de principio a fin. Cada comisión tiene entre 3 y 4 cámaras, una mesa de mezcla, y un ordenador para el minutado. Todo ello operado por una única persona.

 

IMG_3561
Detalle de “Mesa de realización”: 4 cámaras, una mesa de mezcla y un ordenador de minutado operados por una única persona.

La asignación de comisiones la hace la coordinadora a través de una planificación, en la que cada operador puede consultar qué comisión le toca, en qué sala y la hora de comienzo.

Los trabajadores que no están en turno fijo son citados al menos una hora antes de cada comisión. Previamente los jefes técnicos y los ayudantes arrancan los equipos y las salas, y hacen las pruebas de sonido, para asegurarse de que todo funcione correctamente. Los operadores hacen el control y el balance de las cámaras antes de que empiece la comisión y el documentalista comprueba que todas las salas están correctamente programadas para que sean grabadas y minutadas.

El operador de continuidad graba las diferentes comisiones, y prepara la emisión de que la que se emitirá en directo (si hay varias, la que se considera la más importante, por ejemplo, la comparecencia de un ministro; si solo hay una, pues será esa la que se emita en directo) además de rotularla.

0d72b920-d31f-48bd-a2ee-c312bc9d9ce0
Varios operadores realizando cada uno su comisión asignada.

La realizadora establece criterios genéricos de realización, aunque, cada operador realiza su comisión individualmente. Los documentalistas revisan que todas las comisiones sean minutadas correctamente.

Los redactores, junto a los editores, realizan resúmenes de las comisiones, que luego serán emitidos tanto en el canal como en las redes sociales. También son los responsables del canal de Youtube.

#valientestvcongreso